XXI

creíste que me habías olvidado
pero me escondí en lo más oscuro
de tu mente

3 comentarios:

Noralí dijo...

Nuevamente yo, en un momento no muy oportuno je
Creo que tus mensajes son muy claros...

"¿cómo explicarle la sencibiliad de una canción a un cúmulo de oídos sordos?"

No hace falta que sigas luchando, puedes ser tantos como quieras...

Tantos soles habitan en mí como llamas yo deje brillar...

Este blog tmb me gustó mucho amigo!

sinsentido dijo...

y que hay que decir sobre las censuras en los blogs? cuando se quitan los comentarios que no convienen y se dejan aquellos que embellecen el espacio?

Ernesto Alaimo dijo...

realmente han impactado estos tres versos como ninguna otra cosa que haya escrito...

estimado anónimo, creo que te referís a cómo el artista Luxor y vos me censuraron de la participación en el centro cultural La Alborada donde iba a dar un taller de escritura, pero por mis diferencias políticas me dejaron afuera... y lo comparás con algo que alguien escribió acá injuriándome anónimamente -como vos estás publicando, sin dar la cara-, sin ningún criterio político, ninguna idea, sólo bardeo liso y llano.

Me parece que la diferencia salta a la vista: yo nunca voy a censurar las opiniones políticas de nadie, ni aunque sean de derecha, para que queden en evidencia, pero no voy a tolerar el trato irrespetuoso, y menos desde el anonimato. La otra diferencia es que esto no es un centro cultural supuestamente abierto a que todos posteen y en el que yo me la dé de anfitrión re copado, es sólo un lugar donde testimonio las pelusas que encuentro en los cajones de mi pensamiento, eso es "caput mortuum", los residuos de los experimentos de los viejos alquimistas que buscaban lo sagrado, eso es este lugar, una suerte de basurero público de mi mente, donde invito a contestar y aportar en el intento de construir algo por lo que valga un poco más la pena estar vivo, y como has comprobado no pongo ninguna instancia de evaluación antes de que se publique lo que el visitante quiera, uno comenta y se publica al instante, y sólo en la medida en que no sea más que una grosera tiara de infamias sin una sola idea, la contestaré públicamente como hice la otra vez durante un tiempo suficiente para que fuera leído por el cobarde autor, o directamente no me preocuparé por esas pequeñeces.

Ahora, lo que no es una pequeñez, y me parece un problema político grave, es lo que usted artista anónima y Luxor practican en un centro cultural, que es negar la participación de otro artista por el sólo hecho de pensar distinto (suena a la letra de "Matador" no?). De Luxor no es nada nuevo, ya que hace tiempo que tapa murales ajenos como el de los compañeros de Mariano Ferreyra en la puerta de Bellas Artes, un reclamo genuino y visceral de justicia de los que luchamos en la calle, que él tapó una y otra vez con un pájaro, de esos que pinta con materiales pagados por las autoridades de la Facultad. Autoridades para las que se quedó pintando el día que mataron a Mariano y nosotros hacíamos clases públicas y nos movilizábamos y conseguíamos el asueto universitario para marchar a Buenos Aires, mientras Luxor no paró de pintar la pared que le encargó la facultad.. y no apareció nunca en una lucha por justicia para Mariano, nunca. Pero eso sí, le encanta "intervenir" el mural que los compañeros del PO le hicieron en la puerta de la Facultad. Y porque yo denuncié eso, el señor Luxor me impidió participar en el centro cultural La Alborada. Todo un ejemplo de lo que es un artista al servicio del régimen. Pero de vos, compañera anónima, que no sólo hayas permitido la censura, sino que ahora te desquites en mi blog, me decepciona.

pero la poesía no se mancha

creíste que me habías olvidado
pero me escondí en lo más oscuro
de tu mente